Ingresa una palabra

Editorial

Editorial nº1: 100 años del palacio Baburizza – La transformación de antigua casona a moderno museo

Editorial nº1: 100 años del palacio Baburizza – La transformación de antigua casona a moderno museo

Sin duda una de las más emblemáticas edificaciones con que cuenta Valparaíso es el palacio Baburizza. Se trata de una casona de 100 años, que fuera mandada a construir por el empresario italiano Ottorino Zanelli, a los arquitectos Arnaldo Barison y Renato Schiavon y que en el año 1925, se convirtió en la  residencia del empresario Pascual Baburizza, de origen croata, llegado a nuestro país por el Norte grande y que hace fortuna en negocios del salitre y transportes. Baburizza se traslada nuestra ciudad por razones de salud. Junto con su rasgo de empresario, desarrolla el de la filantropía, y es así como dona a la ciudad su colección de pintura europea, 70 valiosas pinturas, para el museo de bellas artes. Hoy en día, el museo es un referente nacional de las bellas artes y de la ciudad patrimonio.

1

Pero no siempre han sido buenos los tiempos del museo, a principios del actual siglo fue cerrado debido a que tenía un alto grado de deterioro la casa, y la colección tampoco se encontraba en buenas condiciones. Sobre la colección afortunadamente se hizo cargo el centro de restauración CREA, que devolvió la vida a cada una de las 250 obras que componen el patrimonio pictórico del museo y que durante los años de cierre del museo, estuvo a buen recaudo en el Senado.

Afortunadamente el Programa de Recuperación y Desarrollo Urbano de Valparaíso, PRDUV, fue el encargado de devolver la vida y la dignidad a la casona del cerro Alegre. Fue su última obra emblemática antes de su término, que permitió que en septiembre de 2012, la ciudad volviera a contar con su museo de Bellas Artes.

2

El museo Baburizza en esta nueva etapa post restauración, se presenta mucho más robustecido de lo que era en la década de los 90 del siglo recién pasado. El programa concibió su restauración y recuperación, como la propia que necesitaba el museo, por una parte, pero también quiso incorporarle un centro cultural, para que en él se pueda llevar adelante de mejor manera la gestión de extensión y difusión cultural, que le es tan propia y necesaria a la vez.

3

El Baburizza en lo que va corrido desde su reapertura ha recibido más de 200 mil visitantes, de todas las edades y nacionalidades. A ellos se suman las miles de personas que han participado de las distintas actividades de participación ciudadana cultural, tales como el día del patrimonio cultural; el aniversario de la nominación patrimonial de Valparaíso; las noches de los museos, junto a la red ViVa; y el festival de las artes de Valparaíso. A ello se suma el público que lo visita y participa en seminarios, conferencias, talleres y otra serie de acciones culturales que organiza la Corporación que lo administra.

Quizás sea bueno recordar que el museo Baburizza, es el Museo Municipal de Bellas Artes de Valparaíso, es decir, que la propiedad y colecciones son del municipio local, ergo, de todos los porteños. Hoy en día existe una corporación municipal de derecho privado, destinada a llevar la gestión del museo, la que preside el alcalde Jorge Castro, y que está integrada por distintas entidades representativas de todos los ámbitos de la comunidad. Su objetivo central es administrar y fortalecer el rol del museo, como dispositivo educativo y cultural de la ciudad y para toda la comunidad.  

4

Hoy los museos tienen como principal desafío, el dinamismo de su actividad, que abarque más allá de su gestión natural, como es la exhibición de colecciones. Ahí es donde cobra pleno sentido, por una parte la ampliación del espacio físico del edificio, bajo el paso Yugoslavo, incorporando un auditorio, una sala para muestras temporales y un salón de eventos, todo ello destinado a generar mayor oferta de actividades del museo, como así también, la creación de una corporación que lo administre y gestione.

Es a este desafío que nos referimos, al que mayor entusiasmo le hemos puesto. Consideramos un rol indiscutible del museo, ser una extensión del aula, para los procesos educativos y un centro cultural, para la actividad de la ciudad.

5

Al cumplirse 100 años de la construcción del palacio Baburizza, vemos que su transformación de casona familiar a museo de Bellas Artes, ha sido la apropiada, tanto para con la dignidad del edificio, como para el valor de las colecciones que contiene. Sin duda, ha sido la ciudad, pero sobre todo la cultura, quienes más han ganado con esta resignificación del palacio.

Rafael Torres A. Director Ejecutivo del Museo

Sin comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.