Ingresa una palabra

Crónicas

Crónica nº4: ARTISTAS CHILENOS EN EUROPA Y EE.UU

Crónica nº4: ARTISTAS CHILENOS EN EUROPA Y EE.UU

Desde que la pintura chilena adquirió su personalidad, esta fijó sus miradas al viejo continente. Ante la ausencia de un pasado artístico potente de la época indígena o colonial y con la influencia de los pintores viajeros, casi por naturaleza se adaptaron los cánones estéticos europeos. A ello contribuyó la llegada de maestros europeos como Cicarelli, Kirbach, Mochi y Álvarez de Sotomayor quienes se orientaban por el clasicismo, el romanticismo y asuntos característico de mediados del siglo XIX.  También contribuyó la política oficial de mandar artistas chilenos a Europa en calidad de becados, denominados en ese tiempo como pensionados. Otros provistos de sus personales recursos viajaron por temporadas a Europa participando en academias, en talleres y sobre todo en los concursos. Los salones de París fueron un gran atractivo para los pintores chilenos, incluyendo algunos que prácticamente se consagraron en ellos.

1

Cronológicamente los viajes se inician a mediados del siglo XIX. Ernesto Molina, Cosme San Martín, Alfredo Valenzuela Puelma, Onofre Jarpa adquieren notoriedad en Francia. Juan Francisco González viaja por Francia, Italia y España. José Tomas Errázuriz, Alfredo Helsby y Alberto Orrego Luco fueron denominados los pintores diplomáticos por los cargos que desempeñaron especialmente en Inglaterra. De allí que su pintura contiene una fuerte presencia del romanticismo inglés y del paisajismo a la manera neoclasicista. Sin embargo, fue con la aparición del siglo XX cuando se produce la mayor presencia de chilenos en las cortes artísticas europeas.

Arturo Gordon en España, Pedro Luna y Otto Giorgui en Italia, Abelardo Bustamante en Francia y los residentes en el barrio de Montparnasse en París conviviendo con el cubismo, el dadaísmo y el modernismo y otras nuevas tendencias. Camilo Mori, Enriette Petit, Alfredo Vargas Rozas, Álvaro Guevara Reimers y los hermanos Ortiz de Zárate entre otros. El incansable Arturo Pacheco Altamirano incluso al ser rechazado de sus pretensiones de exhibir en el Louvre expone a la orilla del Sena. A Alemania, a la Escuela Superior de Artes de Berlín van Isaías Cabezón, Samuel Román y Israel Roa. En escultura Rebeca Matte triunfa en ese continente antes que en Chile. Triunfos acumularían Marta Colvin como discípula de Henry Moore y también Lily Garáfulic. Los hermanos Antúnez, Nemesio y Enrique serían figuras destacadas, el primero en Nueva York y el segundo en París.

2

La cadena de artistas chilenos con notoriedad en el exterior ha alcanzado hasta el presente. Roberto Matta se transforma en una figura universal como uno de los fundadores de surrealismo. Primero en Francia, luego en los EE. UU. , y finalmente en Italia donde se radicó hasta el fin de sus días. En el panorama artístico francés y luego en Norte América Juan Downey y Alfredo Jaar son fundamentales en las tendencias más actuales. José Balmes y Gracia Barrios destacaron en Francia e Italia entre los setenta y ochenta. Se recibe constantemente la influencia de los movimientos artísticos externos y son muchos los artistas que han dado la forma y el fondo de la pintura y la escultura chilena desde mediados del siglo XIX hasta el presente.

Por: Carlos Lastarria H. – Curador Museo Baburizza

Sin comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.