Ingresa una palabra

Crónicas

Crónica nº2: GUSTOS PICTÓRICOS DE PASCUAL BABURIZZA

Crónica nº2: GUSTOS PICTÓRICOS DE PASCUAL BABURIZZA

Cuando se aprecian las pinturas europeas de la colección donada por Pascual Baburizza al Museo de Bellas Artes de Valparaíso, surge inmediatamente cuál o cuáles eran los gustos o apreciaciones artísticas del empresario yugoslavo. Para ese análisis hay que  considerar que Pascual Baburizza llegó a nuestro país a los 17 años y solo con sus estudios básicos. Toda su trayectoria hay que entenderla como la de un hombre que en calidad de inmigrante se esforzó y trabajó intensamente para construir su patrimonio, el que en el ocaso de su vida decidiera donarla a numerosas instituciones, entre ellas el museo porteño su colección de pinturas.

Colección Baburizza

Colección Baburizza

Por lo tanto sin estudios sistemáticos de arte, su gusto artístico obedecía a la intuición, a la atracción que determinados temas ejercían sobre su sensibilidad  y a la necesidad de embellecer su entorno con obras gratas y de distintos temas. Así fue que en cada viaje a Europa procedía a adquirir pinturas. Se sabe que visitaba museo, galerías y remates de pinturas. Eso le permitió constituir una colección donde se unen paisajes, retratos, figuras humanas, escenas con personajes, temas rurales o campesinos, paisajes de la costa, naufragios y algunos temas más modernos.

2

En su colección hay pinturas de la denominada “Escuela de Barbizon” considerada como precursora del impresionismo. Hay temas cercanos al impresionismo y otros post impresionistas con acentos puntillistas. Los temas costumbristas de la campiña francesa y del exotismo nor africano y tan apetecidos en la Francia de medio siglo como sus vistas de Venecia, que también tuvieron llegada su colección. La rigurosidad británica también le atrajo, así como un olvidado pintor eslavo que hoy es uno de los grandes de Rusia.

Colección Baburizza

Colección Baburizza

El realismo español y su costumbrismo también tuvieron un espacio en su mansión porteña. Escenas bucólicas, composiciones alegres, rostros de campesinas o de familias rurales se confunden con dramáticos naufragios, cuadros donde los hombres del mar afrontan desafíos como los que él enfrentó en su vida. Otro aspecto que es digno de mencionar es el hecho que todas sus pinturas son originales. ¿A qué se debió eso? A su intuición, a una buena asesoría o que adquirió en lugares de muchas seriedad en venta de obras de arte o de reconocido prestigio. Eso no se sabe, pero el resultado está a la vista en la magnífica colección europea que se exhibe en los salones del primer piso de Museo de Bellas Artes de Valparaíso.

4

Por CARLOS LASTARRIA H. – Curador Museo Baburizza

css.php