Ingresa una palabra

Crónicas

Crónica n°9: TRES MIRADAS A LOS MUELLES, FAENAS Y EL BORDE COSTERO DE VALPARAÍSO.

Crónica n°9: TRES MIRADAS A LOS MUELLES, FAENAS Y EL BORDE COSTERO DE VALPARAÍSO.

Muchos artistas chilenos y extranjeros han tenido como tema el borde costero de Valparaíso. El desarrollo del puerto, los primeros embarcaderos y muelles, las faenas de la orilla y también el enfrentamiento de la naturaleza marina que con grandes temporales ha azotado nuestra orilla. Es posible a través de pinturas como las que acompañan esta crónica conocer  como ha sido la evolución, los cambios y el desarrollo portuario de Valparaíso, especialmente a finales del siglo XIX y las primeras décadas del XX. De la gran variedad de pinturas que ilustran la vida del puerto he seleccionado a tres maestros que en momentos importantes de sus trayectorias pintaron el borde costero y cuyas obras integran la colección del Museo de Bellas Artes de Valparaíso.

“Antiguo Muelle Prat” – 1892 – Enrique Swinburn

Enrique Swinburn era descendiente de británico  residente en Valparaíso y nacido en la capital. Formado primeramente en la Academia de Pintura y más tarde en Inglaterra su pintura tuvo como motivos principales los paisajes tanto de la costa como del campo. Su rigurosa formación y su espíritu eminentemente inglés le llevo a realizar obras en que la composición, los colores y detalles son fidedignos enmarcando su pintura dentro de una escuela realista y de gran precisión formal. Se le considera el más genuino representante del romanticismo nacional especialmente por el sentimiento poético de su pintura. Fue un avanzado de la Generación de medio siglo.

La escena describe la actividad en el antiguo embarcadero que  estaba ubicado a la altura donde hoy se sitúa el monumento a Prat, cuando el puerto aun no avanzaba ganándole terreno al mar. El embarcadero se construyó en la década de los sesenta del siglo XIX y estaba destinado solo a pasajeros los que eran trasladados en botes  como los que aparecen en la imagen desde los barcos a la orilla. Era el punto de llegada a nuestro país desde el viejo mundo, de allí la relevancia que tuvo hasta comienzos del siglo XX. En la escena se aprecian los barcos en medio de la bahía, el humo de las chimeneas y en cielo encapotado con nubarrones  y  un navío en  uno de los dos diques que en ese tiempo tenía nuestro puerto, el Valparaíso y el Santiago.

img_4442-1

“Antiguo Muelle de Valparaíso” (Muelle Prat)- 1882 Thomas Jacques Somerscales

Esta pintura es una de las más características de Valparaíso.  Muestra el antiguo embarcadero de pasajeros,  las faenas marineras y portuarias y la arquitectura que caracterizó a este puerto antes del terremoto de 1906. Es una amplia panorámica tomada desde la orilla, mirando hacia el cerro Artillería, sector de Playa Ancha. La perspectiva permite apreciar desde los hombres de la orilla en primer plano hasta el cerro Artillería en la lejanía. Describe con lujo de detalles la infinidad de actividades que se desarrollan simultáneamente. Actividad en los botes, gente en el muelle y a la orilla de los edificios. Personas, cargadores como el que se ubica en primer plano, boteros y pasajeros completan la escena.  A la distancia el primer muelle mecanizado. Todo ello sin descuidar el tratamiento del agua y las sutilezas del cielo en medio de un día claro, luminoso y con nubes difusas. Todo en calma, como un día de primavera.

Esta escena pintada en 1882  es una de las variaciones que realizó sobre este mismo lugar y describe por la arquitectura la importancia que en aquellos años tenía Valparaíso. Es toda una revelación del sentido detallista y documentalista propio de la pintura inglesa de esos años y  pone de manifiesto las cualidades y el oficio del artista. Somerscales había nacido en Hull en 1842. Llegó a Valparaíso como oficial educador de un barco de la armada británica. Por causas de una afección tropical debió permanecer en este puerto. Fue un personaje  connotado en la ciudad, si bien no tuvo discípulos se le considera el fundador de la escuela marinista nacional.

img_4430-1

“Día de Tempestad- temporal en la Costanera) – 1940 Alf Tutt Madsen

La costanera de Valparaíso ha sido históricamente un sector de trabajo portuario. Allí  atracaban los botes que traían pasajeros de los barcos y los faluchos o pontones de carga para depositarlos en la orilla y de allí a los vagones del ferrocarril. Las labores de descarga se hacían por medio de cargadores y por grúas a carbón para los bultos de mayor dimensión y peso. Era el sitio de atraque y movimiento de carga menor en relación al puerto principal. Pero ese largo espacio que se iniciaba junto al espigón y que culminaba en el muelle del carbón era constantemente azotado por  los temporales y  hasta allí eran arrastrados los barcos que inevitablemente naufragaban siendo destruidos en su orilla.

Una escena de temporal es la que describe  Alf Tutt.  Lo hace en tonos grises acentuando la fuerza de las olas, la lluvia y el viento que implacables golpean de cuando en cuando nuestras costas. El fuerte oleaje en la orilla, los botes y barcos se mecen con fuerza en el mar, a la distancia el cerro Barón y un cielo de  tormenta. La escena pintada a la manera realista de la pintura nórdica es una de las más significativas de este pintor del cual existen muy pocos antecedentes. Solo se  sabe que era tripulante de un navío alemán que quedó  retenido al inicio de la II Guerra Mundial y se estableció en Valparaíso hasta su fallecimiento y dedicándose solo a la pintura, especialmente escenas del puerto y nocturnos.

 

Escrito por Carlos Lastarria H. – Curador del Museo Baburizza.

Sin comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.