Ingresa una palabra

Crónicas

Crónica n°8: ARTISTAS HÚNGAROS EN LA COLECCIÓN DEL MUSEO DE BELLAS ARTES.

Crónica n°8: ARTISTAS HÚNGAROS EN LA COLECCIÓN DEL MUSEO DE BELLAS ARTES.

En la historia de la pintura chilena hay un capítulo que puede parecer curioso y como tal  lo han consignado diversos especialistas en la historia del arte nacional. Se trata de que dentro de la presencia extranjera haya existido un importante grupo de pintores húngaros que llegaron en diferentes épocas y que con su aporte contribuyeron al carácter universal de nuestro arte.

Desde sus orígenes la pintura chilena contó con la influencia europea y fueron los denominados precursores extranjeros los que impulsaron la formación de las expresiones del arte con un fuerte respaldo de la visión universal que esos artistas dieron a la pintura en las primeras décadas del país ya independiente.

img_2825

“En el balcón” – Pablo Vidor

Posteriormente los pintores chilenos desde mediados  del siglo XIX viajaron o estudiaron en Francia, Inglaterra, España o Italia. De allí la marcada presencia de las tendencias europeas a través del tiempo entre las principales características que marcan la pintura chilena.

También ha que considerar que hubo pintores europeos que llegaron a Chile y se establecieron para siempre y que traían consigo su propia experiencia y sus personales estilos. Entre ellos hay que consignar  un destacado grupo de pintores húngaros que se incorporaron plenamente a los movimientos pictóricos que estuvieron vigentes desde 1920 y cuya herencia aun se hace sentir en las artes visuales.

No constituyen un grupo organizado ni mucho menos una tendencia en sí. Cada uno aportó su propia visión del arte y en tal forma consiguieron figuración. Los pintores húngaros llegaron a Chile en el periodo que va de los años 20 al 40 y otros después de los 50. Su principal aporte lo constituye la influencia del denominado expresionismo centro europeo. Este  expresionismo que mantuvo una marcada figuración recibió la influencia en su momento del expresionismo alemán y de la nueva figuración expresionista conocida como “clasisismus” dominante en Austria en las dos primeras décadas del siglo pasado. Sin olvidar que en esos años aun persistía culturalmente la influencia del Imperio austro húngaro terminado abruptamente después de la Gran Guerra.

"Ana María y el osito" - Ladislao Cheney

“Ana María y el osito” – Ladislao Cheney

No es posible saber el porqué emigraron a Chile ya que antes de arribar a nuestro país no existía ninguna conexión entre ellos. Es más las diferencias de edades eran otro impedimento de vínculos anteriores. La pintura chilena consigna cinco artistas pintores de origen húngaro. Ellos son Rodolf Pintye, Sergio Menich, Ladislao Cheney, Pablo Vidor y Lajos Janosa. Otra situación es que de algunos hay pocas obras conocidas por lo que no ha sido posible seguir su trayectoria.

Pr ejemplo de Rudolf Pintye se sabe que vivió un tiempo en Valparaíso, concretamente en el cerro Alegre y hacía retratos que hoy están en algunas colecciones privadas. En el museo hay dos que son retratos de Pascual Baburizza, realizados por encargo de este, uno es un boceto o una obra sin terminar. Casi nada se sabe de su vida y que fue de él después. Se pierde su rastro y se desconoce su fin así como su fecha de nacimiento y de qué lugar de Hungría procedía. Lo mismo ocurre con Sergio Menich del cual hay un cuadro en el museo, una naturaleza muerta o bodegón que en su momento fue premiado en un salón de otoñó de Valparaíso. También se ignoran sus datos biográficos.

"Autoretrato II" y jos"Autoretrato" de Lajos Janosa

“Autoretrato II” y jos”Autoretrato” de Lajos Janosa

Ladislao Cheney tuvo una larga presencia en la pintura chilena y ganó numerosos premios en concursos y salones. Como artista tuvo una intensa actividad cultural. Nació en Hungría en 1905 y falleció en 1983. En el museo hay tres pinturas premiadas en concursos y también las hay en otros museos. Pablo Vidor, quien combatió en la primera guerra mundial siendo condecorado,  fue el más moderno ya que su pintura unió dos tendencias. El impresionismo y el expresionismo. Fue en su momento profesor de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile y Director del Museo Nacional de Bellas Artes. De él hay dos pinturas en el museo fruto también de premios en los antiguos salones de otoño de Valparaíso. Vidor había nacido en Hungría en 1892 y falleció en Santiago en 1991. Fue un gran  retratista y paisajista al igual que su coterráneo Cheney.

El último de los húngaros en llegar a Chile fue Lajos Janosa. Oriundo de Budapest donde estudió en la Academia de Bellas Artes antes de la segunda guerra. Nació en 1902 y falleció en Valparaíso en 1983. Llegó a Chile después de la Segunda Guerra Mundial. En Valparaíso fue director y profesor de la Escuela Municipal de Bellas Artes. Su pintura temáticamente fue muy europea, sus temas de paisajes reflejaron los bosques, el invierno y el ambiente de su país. Se realizó muchos autorretratos de los cuales hay dos en el museo, también premiados en concursos municipales entre los años 50 y 60.

Es gracias a la participación en los antiguos concursos de arte de Valparaíso que obras de estos y otros artistas ingresaron premiadas a la colección de pintura chilena del museo, siendo muestro museo el único que tiene obras de estos cinco pintores húngaros en Chile.

Escrito por Carlos Lastarria H – Curador del Museo.

 

"Retrato de Aristodemo Lattanzi" de Rudolf Pintye

“Retrato de Aristodemo Lattanzi” de Rudolf Pintye

Sin comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.