Ingresa una palabra

Artículos

Artículo n°12: ¿Quién compone las audiencias? Tratando de conocer a nuestro visitante.

Artículo n°12: ¿Quién compone las audiencias? Tratando de conocer a nuestro visitante.

Ha pasado una temporada estival más, llena de nuevos visitantes y amigos de distintas partes del mundo. Y claro está que es el verano cuando más y variados públicos tenemos. Niños, jóvenes, adultos, adultos mayores, estudiantes, especialistas, aficionados, expertos, personas sensibles al arte y algunos que no tanto. Los que buscan diversión, los que buscan cultura y contenidos, lo amantes de “pasar el rato” o los “comprometidos con su patrimonio”,  los visitantes voluntarios y también los “obligados”.  Todas estas tipologías posibles vienen en distintos tamaños y formatos, visitantes solitarios, parejas, grupos familiares completos y numerosas delegaciones de visitantes. Si ya no fuera lo suficientemente diverso este universo de usuarios, ahora también debemos sumar a la ecuación las distintas regiones o nacionalidades a las que pertenecen estos públicos.

Todos quienes nos visitaron durante el verano tienen sus propias herramientas para enfrentar, leer o compenetrarse con el Museo Baburizza. Desde su idioma y cultura; instrucción y formación; otorgarle un valor mayor al goce ante lo estético, u otorgárselo a la lectura del contenido en la obra de arte; desde la proximidad del visitante a la obra, o la total ausencia de cercanía con la misma; determinan las distintas necesidades y prioridades que tiene los variados públicos a la hora de vivir la experiencia dentro del Museo.

IMG_4389

Para nuestra Área de Mediación este escenario se nos hace muy entretenido y motivante, pero al mismo tiempo nos hace reflexionar sobre la responsabilidad de brindar una experiencia de mediación versátil, intentando siempre que sea lo más congruente al público receptor.

Los museos hoy en día poseen una profunda vocación educativa, somos foco de labor docente, generadores de conocimiento; pero lo más importante es la difusión y comunicación de estos contenidos con nuestros públicos. Y claramente, con visitantes tan variados, las áreas de mediación de los museos debemos recibir a los asistentes con un enfoque didáctico y con fuerte acento en la formación de audiencias.

Ya en artículos anteriores hemos hablado sobre nuestros objetivos, funciones, responsabilidades y acciones concretas como área de mediación para potenciar al museo como un espacio de educación no-formal. Pero ante este diverso universo de visitantes y sus múltiples necesidades, creemos interesante tratar de definir los distintos tipos de visitantes posibles.

IMG_8502

“El Laboratorio permanente de público de Museos”, institución creada por el Ministerio de Cultura y Deporte del Gobierno de España, se dedica precisamente a esto, conocer y saber adaptar los espacios museales al variado universo de públicos. Es así como muchos especialistas han colaborado con la investigación “Conociendo a todos los públicos – ¿Qué imágenes se asocian a los museos?” en la cual se presentan múltiples formas de aproximarnos y comprender los distintos públicos. Nos referiremos a solo dos tipologías distintas.

Por un lado se sostiene que podemos diferenciar los distintos visitantes a partir de los significados que puedan construir en la experiencia de su visita al museo. Según esto podemos dividirlos en 4 grandes grupos:

Los Curiosos (browser): Visitantes que son atraídos por objetos específicos en su entorno. Este público requiere de una mediación (explicación)  de los objetos seleccionados para construir un significado. Si, superan esta etapa, acceden a la siguiente categoría.

Los Seguidores (follower): Público que selecciona obras u objetos de acuerdo a temas particulares de su interés personal. Estos visitantes también requieren de mediación, pero ahora para construir una narrativa de temas en los que el interesado puede construir múltiples significados. El seguidor asiduo accede al siguiente nivel.

Los Buscadores (searcher): Visitantes con conocimiento de las obras, con una comprensión de las temáticas contenidas en ellas. Generalmente buscan consumir el máximo de información que les pueda brindar un museo, así ellos pueden generar sus propias narrativas, relaciones y lecturas. El buscador que desea fundamentar su conocimiento con fuentes especializadas, accede al siguiente nivel.

Los Investigadores (researcher): Manejan a la perfección la información contenida en el museo. Conocen y entienden sobradamente la temática. Poseen también información especializada y específica sobre las colecciones, investigaciones del curador del museo, artículos técnicos, entre otros.

También podríamos segmentar los distintos tipos de públicos a partir de sus intereses y valores previos, los cuales determinan de manera inconsciente la experiencia dentro del museo.

IMG_8830

“Explorer”. Visitantes que valoran el contenido y el conocimiento. Estas personas vinculan el aprendizaje con la diversión. Son los que constantemente buscan que exposición o museo visitar.

 “Facilitator”. Son los intermediarios, visitantes que desean empapar de la experiencia a otros, así estos llevan a sus hijos, amigos, colegas, etc.Están más interesados en las posibilidades sociales que se pueden generar antes que lo intelectual. Habitualmente buscan actividades grupales y de diversión.

“ExperienceSeeker”. Es el público que desea conocer lo más relevante de un museo, la obra más valiosa o el cuadro más caro. Poseen total conocimiento de que un museo es una experiencia única, por lo mismo buscan en él sus actividades, herramientas interpretativas, acciones dinámicas.

“Professional/Hobbyist”.Visitante experto, el público más crítico en comparación a todos los otros. Ya ha vivido la experiencia del museo en reiteradas ocasiones, este visitante busca las actividades de extensión de los museos orientadas a expertos: conferencias; seminarios, charlas, talleres, entre otros.

 “Recharger”. Es el visitante espiritual, que busca en la tranquilidad del museo un refugio. Visitante que busca el goce con lo estético, los sublime, la intimidad entre la obra y el espectador.

No agotamos las variadas formas de comprender a los visitantes con estas tipologías, son muchas más y numerosos los especialistas que investigan los distintos públicos permanentemente. Pero consideramos estas tipologías generales muy importantes para comenzar con nuestra reflexión. Una reflexión larga y permanente, que siempre nos mantiene atentos y despiertos para poder brindar un mejor servicio a los distintos tipos de personas que nos visitan. Así podemos ser más asertivos con sus necesidades y búsquedas personales.

Javier Muñoz
Encargado Mediación y Contenidos

Sin comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.