Ingresa una palabra

Artículos

Artículo n°10: “Arte y cultura, un derecho para todos.  Experiencia de  Mediación en complejo penitenciario”.

Artículo n°10: “Arte y cultura, un derecho para todos. Experiencia de Mediación en complejo penitenciario”.

Todos y cada uno de quienes trabajamos en el museo, lo hacemos  con la profunda convicción de arte y cultura, son un derecho para todos.  Consideramos que son poderosas herramientas para generar vínculos humanos, cohesión social y desarrollo humano, en todas las posibilidades que eso implique. Por lo mismo estas herramientas deben ser distribuidas de forma amplia y totalmente democrática por nuestra sociedad, sin importar el contexto.

Una de nuestras labores apunta precisamente a esto, facilitar el acceso al arte y la cultura a la mayor cantidad de personas, puesto que es asumido por todos que el contexto socio-económico; socio-cultural; características físico-psíquicas; incluso aspectos geográfico-territoriales, determinan o condicionan el acceso, participación, comprensión y disfrute de las manifestaciones artísticas y culturales. Nos referimos a personas en contextos de riesgo social o vulnerabilidad; con bajos niveles de escolaridad o formación; con algún nivel de exclusión social debido a facultades o capacidades especiales; o simplemente por contextos geográficos aislados.

adsdasd

Si estos elementos ya son complejos de superar, tratemos de vislumbrar la dificultad casi insoslayable que tienen personas reclusas en distintos centros penitenciarios del país. La privación de libertad limita totalmente su acceso a uso y participación en acciones artístico-culturales, salvo en ocasiones concretas gracias a programas propios de Gendarmería o de las instituciones vinculadas a esta.

Al sostener que el arte y la cultura deben ser de acceso universal, consideramos que acciones, manifestaciones artísticas y mediación cultural en el mundo penitenciario son una necesidad, pues buscan garantizar el derecho de acceso a la cultura a las personas privadas de libertad. En esta línea, hemos deseado levantar nuestro propio aporte a estos procesos formativos, intentando brindarles la posibilidad de adquirir nuevos conocimientos y perspectivas, tal vez con ellos despertar nuevos intereses y actitudes ante la vida. Estamos convencidos que estas herramientas les serán  de utilidad en su proceso de reinserción social. El arte y la cultura como un transformador social.

En particular hemos levantado un trabajo colaborativo junto a la escuela de Adultos E-508, establecimiento perteneciente a CORMUVAL, la cual funciona dentro del Complejo Penitenciario de Valparaíso. Con nuestro proyecto “El Museo Baburizza visita tu colegio” intentamos contribuir a los procesos educativos de los estudiantes privados de libertad de este complejo, por medio de una aproximación/capacitación a los docentes del establecimiento en temas de arte, patrimonio, historia y cultura, todo por medio de la observación de 10 obras emblemáticas de nuestra historia del arte nacional.

img_4807

img_4458

Estas obras de arte presentan la evolución e historia del puerto de Valparaíso desde 1840 en adelante. Estas obras fueron exhibidas en espacios comunes de los estudiantes del complejo penitenciario: dentro de las salas habilitadas como aulas; patios; gimnasio; y módulos de residencias.

Los estudiantes no solo tendrán acceso  a las obras como observantes, sino que se les acompañara a través  de una mediación que facilitará el proceso de comprensión de las obras. Este proceso lo encabezó directamente su docente, previo trabajo con el Museo Baburizza. Esto potenció la contemplación artística de los estudiantes, también les permitió relacionar la obra pictórica a un momento histórico, un contexto y un espacio geográfico concreto. Lugares como el puerto, la aduana, el Barrio el Almendral, los cerros y personajes típicos son los protagonistas de estas obras, todos elementos que en algún momento le fueron comunes a todos estos estudiantes privados de libertad.

img_4626

Inicialmente nuestro objetivo fue ser un aporte a sus procesos educativos; también ser una instancia de distención de la monotonía de la vida en reclusión. Pero esto nos ha abierto múltiples miradas sobre la vida en un complejo penitenciario; pero también nos llama a reflexionar sobre nuestra propia labor en torno a la comunidad y el arte. Cumplimos nuestro objetivo inicial, pero al mismo tiempo este nos ha presentado muchos nuevos desafíos, como lo es apoyar y dar visibilidad a la tareaque día a día profesores, paradocentes, gendarmes, administrativos, auxiliares cumplen por dar accesibilidad a la cultura en el contexto penitenciario.

Javier Muñoz – Área de Mediación y Contenidos

Fotografías gentileza de: http://escuelae508.blogspot.cl/2016/12/graduacion-y-licenciatura-2016.html?m=1

Sin comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.